San Sebastián en 2 días

En mi viaje por España, recorrí la ciudad de San Sebastián en 2 días a puro encanto. Ubicada al noroeste del país y muy cerquita de Francia, su nombre oficial en euskera es Donostia y el mar cantábrico la rodea con playas preciosas y lugares sin igual para visitar.

Aquí no es necesario alquilar un auto, tranquilamente se puede recorrer a pie y si podés comenzar como siempre con un free tour, ¡mucho mejor!

Un poco de historia

San Sebastián comenzó su auge durante la Belle Époque, momento en que la reina regente María Cristina estableció su residencia de verano en el Palacio de Miramar para pasar los días alli junto a toda su corte, durante más de tres décadas. Desde entonces, la ciudad fue creciendo y constituyéndose como un gran centro turístico, atrayendo a monarcas y aristócratas.

Imperdibles de San Sebastián

Si estás planificando una escapada y querés recorrer San Sebastián en 2 días, no podés dejar de conocer los imperdibles de la ciudad y armar tu propio itinerario de viaje. ¿Vamos?

Caminar por la Playa de la Concha

La Playa de la Concha es quizá una de las más bonitas de toda España. Llena de farolas y una barandilla blanca que recorre sus 1300 metros de largo, este paseo enamora a cualquiera que pase por allí. Meté los pies en el agua y sentate frente al mar para perderte entre la marea.

vistas a la Playa de la Concha en San Sebastián

Subir al Monte Urgull

Sobre el lado antiguo de San Sebastián, aparece el Monte Urgull con sus increíbles senderos y vistas para apreciar la ciudad desde lo alto. A cada paso te acompañará la historia, pues en el siglo XII fue una fortaleza militar, sufriendo varios ataques.

Llegando a la cima, te encontrarás con el Sagrado Corazón de Jesús, una estatua de 12 metros de altura que mira hacia la ciudad y es dueña de una de las postales más bonitas. También, te encontrarás con el Castillo de la Mota y por dentro, un pequeño museo llamado «Casa de la Historia de Urgull» que amplificará tus conocimientos sobre el lugar.

chica sobre el Monte Urgull mirando al mar

Perderte en las callecitas de su centro histórico

La mejor forma de recorrer la ciudad es con un free tour. En mi caso, lo hice reservando online con Go Local San Sebastian Tours y se los recomiendo. Te contarán la historia de la ciudad y te llevarán por sus calles peatonales y algunos puntos emblemáticos como la Plaza de la Constitución, la Iglesia de San Viccente, el Museo de San Telmo y más.

Foto en la Plaza de la Constitución, en San Sebastian
Plaza de la Constitución

Visitar la Basílica de Santa María del Coro

Situada también en el casco histórico, esta basílica data de 1750 y es de estilo bárroco. Fue construida sobre una iglesia romana y es la más antigua de la ciudad. Si necesitás escaparte un ratito del ruido turístico, podés entrar y encontrar un ratito de paz en el inmenso silencio de sus paredes.

Disfrutar de las vistas desde el Palacio de Miramar

En la confluencia de las playas de La Concha y Ondarreta, encontramos este palacio que fue residencia de verano de la Reina María Cristina y su familia. Hoy, pertenece al Ayuntamiento de San Sebastián y es sede de los cursos de verano de la Universidad del País Vasco y el Centro de Música Superior. Si pasás por allí, frená un ratito para tirarte sobre el pasto, disfrutar de la arboleda y su maravillosa vista al mar.

Caminar hasta el Peine del Viento

Una fuerte marea de espuma blanca baña las costas de la Playa de Ondarreta y junto a ella, una de las esculturas más famosas del artista vasco Eduardo Chillida llamada «Peine del viento». Son 3 piezas que desde hace décadas adornan las aguas del cantábrico y hacen frente a la erosión del viento y el mar.

Muy cerquita y si mirás hacia el suelo, verás que hay agujeros que, en días de gran oleaje, suelen generar un gran rugido al salir el agua del mar por ellos y es la diversión de todos los que pasan por allí.

chica parada sobre escultura Peine del Viento, en San Sebastián

Subir al funicular del Monte Igueldo y apreciar sus vistas

Si el Monte Urgull te resultó una maravilla, éste otro no se queda atrás. Subir en un antiguo funicular para apreciar los atardeceres más soñados de la Bahía de la Concha es realmente un must en tu visita por San Sebastián. En lo alto, te encontrarás además con un gran parque de juegos y atracciones en un viaje en el tiempo que no tiene desperdicio. El ticket de ida y vuelta tiene un costo de 3,75 € para adultos y de 2,50 € para mayores.

vistas desde el Monte Igueldo en San Sebastián, España

Probar unos pinchos con caña y otras delicias más

¿Sabías que San Sebastián es conocida mundialmente por su gastronomía y posee varias Estrellas Michelín? Es referente de la comida española y cada restaurante posee un mix de sabores que no te serán indiferente en tu paso por la ciudad.

Los «pintxos» son un clásico y los encontrarás en todos los colores y sabores. Pero ¿qué son? Pequeños bocados hechos con una rebanada de pan y una pequeña porción de comida, como mariscos, pollo, carne, vienen en mil variedades y son ri quí si mos. Si vas a algún bar o taberna, podés elegirlos directamente de la barra junto a alguna bebida.

Ir hacia la Isla de Santa Clara

Si querés tener otra perspectiva de la ciudad, no podés dejar de cruzar a la Isla de Santa Clara, en plena Bahía de la Concha. Podés bañarte en sus aguas, pasear, visitar algún restaurante y disfrutar de hermosas vistas hacia San Sebastian.

En fin… Me perdí en esta ciudad y me hallé en cada punto con el corazón en sus edificios, en su historia, en sus postales mágicas y en el mar que tanta emoción me da. Recorrer San Sebastián en 2 días dos días fue un plam genial, aunque lo hubiese estirado a uno más sin duda alguna.

Mis mejores miradas se las llevó su mar, que bella sos San Sebastián.