Imperdibles de Río de Janeiro

Hay lugares que por más que intentes describirlos es imposible encontrar las palabras exactas. ¿Les pasó alguna vez? Seguro que sí.

Yo creo en las energías, en la magia y en la esencia que tiene de por sí cada lugar, en las huellas que dejan en nosotros y en lo bien que nos hacen sentir. Y con Río me pasa eso. No sé si es su playa, su paisaje, su contraste, su diversidad, su misterio. Solo sé que si tuviera la oportunidad de escaparme un ratito, sin duda llevaría una mochila con el mate, una lona y me sentaría en la playa de Ipanema a ver caer el sol.

Así y todo, al son del “acaí acaí” de los vendedores que van de acá para allá, con los niños haciendo pases y jueguitos de fútbol cerquita del mar, con una canción de fondo que suena una y otra vez en la guitarra recordando a una garota y su bella forma de caminar… Río para mí es felicidad.

Por eso en este post, te comparto los imperdibles de Río de Janeiro para que cuando vayas, no te pierdas de nada.

Imperdibles de Río de Janeiro

Cristo Redentor

Una de las 7 maravillas del mundo moderno y con 38 mts de alto, es una de las obras “Art Deco” más grandes del mundo. Fue construida en Francia por partes, con cientos de piezas que se trasladaron a Brasil para ensamblarlas de la cabeza a los pies.

Para visitarla, es recomendable hacerlo un día de sol y así poder disfrutar de las panorámicas más lindas. Se puede subir de distintas maneras:

  • Tren: mi favorita, porque vas apreciando el paisaje y la experiencia en sí es muy bonita.
  • Vans: podés comprar los tickets en la entrada que salen cada tanto o bien, contratar una agencia y hacerlo de forma privada.
  • Caminando: si tenés excelente estado físico y sos muy aventurero, es posible hacer trekking hasta la cima del Cristo, saliendo desde el Parque Lage ¡Todo un desafío!

Pan de Azúcar

Situado sobre un morro de 400 metros, sobre la hermosa Bahía de Guanabara, se levanta el Pan de Azúcar ofreciendo otra de las vistas más bellas de Río de Janeiro.

Para subir, es posible llegar en bondinho, un teleférico gigante y único en el mundo, con una cabina transparente que te permite obtener unas vistas 360 grados de todo alrededor. La llegada al Pan de Azúcar se realiza en dos tramos: el primero desde Praia Vermelha a Morro da Urca y el segundo desde el Morro da Urca hasta Sugarloaf.

Si te gustan las alturas y apreciar la ciudad y el mar en su máximo esplendor, no podés dejar de visitarlo. Junto al Cristo Redentor, forman dos vistas imperdibles de la Ciudad Maravillosa.

Escalera de Selarón

¿Una escalera de más de 2.000 azulejos provenientes de distintos países del mundo? ¡Si! Es la famosa Escalera de Selarón, preciosa por donde la mires entre tantos colores, frases e historias que cuentan cada uno de sus 215 peldaños.

Fue realizada por un artista chileno llamado Jorge Selarón, quien se enamoró de Río y comenzó el trabajo en las escaleras que daban al lado de su taller, en un lienzo que empieza en el barrio de Lapa y finaliza en el Convento Santa Teresa.

Hay vida, amor y arte del más puro en este espacio. Si bien es uno de los sitios más concurridos de la ciudad, no podés dejar de jugar y perderte entre las frases y dibujos que presentan sus azulejos. Realmente recorrerla de arriba a abajo es sorprendente.

Uno de sus rincones expresa a viva voz “Eu te amo Brasil”… ¡Yo también te amo!

Escalera de Selaron

Catedral Metropolitana de Río de Janeiro

También conocida oficialmente como Catedral São Sebastião do Rio de Janeiro, esta Catedral se encuentra en el centro de la ciudad y tiene una forma cónica que sale de lo convencional. Fue construida por el arquitecto modernista Edgar Oliveira de Fonseca y tiene 75 metros de altura.

A continuación, te dejo algunos datos curiosos:

  • La puerta principal llamada “Porta da Fé” es impactante, tiene 48 bajo relieves de bronce que reproducen imágenes religiosas.
  • Posee una capacidad para aproximadamente 20.000 personas
  • Dentro de ella hay cuatro vitrales de hermosos colores, que van desde el piso hacia el techo formando una cruz.
  • También alberga en el sótano el Museo de Arte Sacro, con importantes piezas históricas y religiosas.

Si vas caminando por el centro y te la encontrás, de seguro no pasará desapercibida ante tus ojos.

Las playas «mais bonitas»

Río de Janeiro tiene un cordón de playas una más bonita que la otra, que la hacen aún más especial. Mirá:

  • Piedra do Arpoador: Mi lugar favorito para ver el sol caer. Es uno de los lugares preferidos por los lugareños y también por los surfers, dada la magnitud de las olas que rompen allí.
  • Copacabana: Al ladito de la anterior, la playa más concurrida de todas y en la que seguro encontrarás algunos alojamientos un poco más económicos y cerquita del mar.
  • Leblon: Una de mis favoritas, alejada del bullicio y muy tranquila. Si te animás, podés subir hasta el Mirante de Leblon para tener la mejor panorámica hacia Ipanema.
  • Barra da Tijuca: Un tanto más alejada, famosa por el color del agua y muy concurrida por familias. Tiene una extensa costanera para andar en bici y un montón de barcitos y restaurantes para disfrutar de la gastronomía.

Boulevard Olímpico

Una zona portuaria que fue reconstruida para los Juegos Olímpicos de 2016 y que hoy la reviste inmensos murales, entre ellos, el más conocido «Etnias» de Eduardo Kobra. Tiene 2,5 kilómetros de extensión y es muy concurrido por familias y locales. Por allí también pasa el tranvía y muy cerquita se halla un museo que te dejará boquiabierto. ¿Vamos?

Museo del Mañana

Una vez más, el arquitecto Santiago Calatrava nos vuelve a sorprender con su gran obra y diseño. Este museo de ciencias está junto al mar y recorrerlo es realmente una sorpresa.

Al llegar, te otorgan una tarjeta para poder transitar por las distintas obras interactivas y audiovisuales en un viaje en el tiempo por la historia de la evolución del hombre y de la Tierra. Todo transcurre entre 5 grandes secciones: Cosmos, Tierra, Antropoceno, Mañana y Ahora. El museo otorga también reflexiones en cuanto a conciencia ambiental, avances tecnológicos y cómo será el futuro de acuerdo al comportamiento con el medio ambiente que tenemos hoy.

Cafetería Colombo

Esta cafetería fue fundada en 1894 y es una de los lugares más históricos y tradicionales de Brasil. La primera vez que la visité fue como estar dentro de una película de época y probar su variedad de cafés y pastelería fue realmente pura delicia.

Actualmente es Patrimonio Cultural y Artístico y un imperdible en tu visita por el centro histórico de la ciudad de Río.

Jardín Botánico

Este parque es de lo más lindo que hay y realmente merece la pena visitarlo. Tiene 137 hectáreas, más de 9.000 especies naturales y varios edificios para recorrer. Entre sus destacados, hallamos el orquideario, el bromelario, una colección de plantas medicinales y plantas carnívoras.

Si lo recorrés estate atento: desde un punto del Jardín Botánico mirando hacia arriba, podés ver a lo lejos el Cristo Redentor sobre lo alto.

Parque Lage

Muy cerquita del Jardín Botánico (incluso podés llegar caminando) nos encontramos con este hermoso paisaje natural. Forma parte del Parque Nacional Tijuca y conserva un estilo europeo lleno de sorpresas por descubrir. Senderos, acuarios, torres y más, aquí también encontrarás la Escuela de Artes Visuales y una piscina natural desde donde podrás obtener una excelente foto del Corcovado.

Estadio Maracaná

Si sos fan del fútbol, éste es tu lugar. Siendo uno de los puntos turísticos más visitados de Río, fue sede del Mundial de Fútbol en el 2014 y también de algunos espectáculos musicales. También es Patrimonio Cultural de Brasil y tiene un paseo de la fama con los mejores futbolistas del mundo.

Pedra Bonita

Otro lugar espectacular para ver el amanecer o el atardecer. Se encuentra en el Barrio Barra da Tijuca, entre Sao Conrado y la Pedra da Gávea y podés llegar en auto o caminando a través de un sendero muy empinado, pero en el que realmente vale la pena cada paso.

Niteroi

Si ya recorriste toda la ciudad pero querés más, entonces te recomiendo un día por Niteroi. Está ciudad está del otro lado de la Bahía de Guanabara y desde aquí tendrás las vistas más bonitas a la Ciudad Maravillosa. Allí también podrás dar un paseo por el «Camino Niemeyer», un conjunto de obras del famoso arquitecto Oscar Niemeyer o bien visitar el icónico Museo de Arte Contemporáneo (MAC), con su gran colección.

Ya te lo dije… I Love Río ¿y vos? <3