Capilla de Candonga, paz y relax en las sierras

La Capilla de Candonga es uno de los patrimonios más valorados de Sierras Chicas y está ubicada a 53 kilómetros de la Ciudad de Córdoba. Es un oasis de paz y tranquilidad en medio del valle, especial para pasar un día entre recorridos llenos de historia y comidas autóctonas.

Un poco de historia

Este ícono de la arquitectura jesuítica de la provincia, data del año 1730 y funcionó como el oratorio de la Estancia Gertrudis, en las tierras que el hacendado José Moyano Osácriz adquirió diez años atrás. La misma, se dedicaba especialmente al traslado de mulas al Alto Perú, derivando de allí su nombre: «Candonga» significa «mula de tiro».

La Capilla fue consagrada a Nuestra Señora del Rosario y hoy es Monumento Histórico Nacional desde 1941. Cuenta con una pequeña nave con altar de mampostería, una sacristía y una habitación para el sacerdote. La recubre un arco que da una cálida bienvenida a todos aquellos que la visitan.

La Estancia Santa Gertrudis

Frente a la Capilla de Candonga, verás el acceso a la hermosa Estancia de Santa Gertrudis que hoy funciona como un restó serrano para brunch, almuerzos y meriendas, especialista en platos caseros y comida de campo.

Todos los productos que utilizan para la elaboración de comidas, son propios de la huerta orgánica, por la que también es posible dar un paseo, atravesando un precioso puente colgante sobre el río San Vicente. En temporada alta, el predio ofrece días de campo con un plan llamado «Experiencia Candonga» o bien, se puede abonar lo consumido en el restaurante (los platos varían entre $450 a $800 por persona) y quedarse a disfrutar del lugar y la huerta en un ambiente único.

chica en una huerta organica
Huerta orgánica de Estancia Candonga

Dentro de la Estancia además, encontrarás un salón en cuyas paredes, guarda reliquias de viejas épocas de la colonia.

¿Cómo llegar?

Desde Córdoba Capital, deberás tomar la Ruta Nacional E 53 hasta llegar a la localidad de «El Manzano». Una vez allí, doblar hacia la izquierda y recorrer aproximadamente 10 kilómetros por un camino de tierra hasta llegar a Candonga. Éste último tramo de ruta es sinuosa, con zonas de cornisa y vistas dignas de una postal. Deberás estar atento, pues en un punto del camino podrás ver a lo lejos la Capilla rodeada por el inmenso Valle de Sierras Chicas.

Tips a tener en cuenta en tu visita:

  • Solo se puede ingresar al predio con vehículo particular
  • La entrada a la Capilla tiene una pequeña escalera de ocho peldaños y no posee ingreso especial para personas en silla de ruedas
  • Horarios de visita de la Capilla: de martes a sábados de 9 a 18 hs. La entrada es libre y gratuita y no se pueden tomar fotos dentro
  • En la zona se pueden realizar actividades como senderismo y cabalgatas
  • Caminando más allá de la Capilla, encontrarás un viejo molino con su rueda de paletas de madera

La Capilla de Candonga y todo a su alrededor, presenta una confluencia entre historia y arquitectura, brindando los mejores paisajes del turismo religioso y colonial cordobés.