10 cosas que harán que te enamores de New York

Corrían los primeros días de diciembre de 2019 y allí estábamos las dos: desayunando, hablando de viajes, compartiéndonos sueños. Aún recuerdo ver en sus ojos ese brillo especial al contarme que, luego de 10 años, renunciaba a la empresa en la que trabajaba para vivir por un tiempo en una de las ciudades más maravillosas que conocí jamás: New York.

Yo le hablaba de mi reciente regreso de España (un tanto bastante movilizada) y ella de todo lo que la había llevado a tomar esa decisión de un tiempo a esa parte…Y ya la admiraba. Admiraba esa valentía absoluta, como en todas aquellas personas que reconocen el momento perfecto para ir en busca de lo que les dicta el corazón.

Angie fue una de las miles de argentinas y argentinos que quedaron fuera del país en plena pandemia, con toda la complejidad que eso conlleva. Sin embargo, esa experiencia dió lugar a grandes reflexiones, aprendizajes, nuevas amistades y más; siendo en sus palabras un balance positivo. Hoy tiene una cuenta de Instagram donde plasma sus viajes y un blog «Meet me in New York» junto a su amiga Cami (a quién conoció en la Gran Manzana), donde cuentan tips e historias sobre la ciudad.

Sin más preámbulo, les comparto sus imperdibles de Nueva York para que lean desde casa y tomen nota para cuando podamos volver a viajar.

10 cosas que harán que te enamores de New York, por Angie Alfei

En febrero de este año viajé a New York por segunda vez (la primera fue en 2018 y por poquitos días) pero esta vez la experiencia era diferente. Eran 3 meses como local, para recorrer los lugares no turísticos y perfeccionar mi inglés. Llegue en pleno invierno y si bien no fue uno de los más fríos, lo sentí mucho porque venía del calor fuerte de Córdoba (Argentina). Sin embargo, eso no me impidió caminar, conocer y disfrutar la ciudad.

Vista al skyline en Nueva York

¿Cuales fueron los lugares y cosas que hicieron que me enamore aún más de New York? Te los cuento a continuación:

  1. Empire State: Es mi edificio favorito por lejos, el que representa a la ciudad completa. Brilla desde casi cualquier rincón de la ciudad y su mirador e interior es realmente una obra de arte. Tiene 102 pisos y brinda una visión 360 grados de toda la ciudad sin igual; ya el viaje en ascensor es toda una diversión y estar en la cima es como estar dentro de una película donde el rascacielos es el protagonista. Se enciende cada día cuando cae el sol y desde ese momento y a cada comienzo de hora titila durante 5 minutos en diferentes colores.
  2. Los atardeceres desde Dumbo, en Brooklyn: Caminando sobre la costa del río y hacia el sur de Brooklyn, ves Battery Park y el extremo sur de Manhattan, donde el sol se pone detrás y te brinda atardeceres realmente mágicos. Más al sur se ve la Estatua de la Libertad que contrasta con el sol y es realmente mágico. Cuando llega el atardecer, las luces del Brooklyn Bridge se encienden y brindan una postal única. 
  3. Roosvelt Island: Es una pequeña isla entre Manhattan y Queens a la cual se llega por metro o teleférico; éste ultimo una atracción por si sola ya que desde su estación (en la 2nd Ave entre las calles 59 y 60) se eleva y cruza la ciudad a unos 75 metros sobre el suelo. Las vistas desde la isla son increíbles: a un lado Manhattan con sus edificios emblemáticos y del otro Queens, con edificios más bajos y casas que también son maravillosas. Ahí mismo podes tomar el New York Ferry y recorrer el East River hasta Brooklyn Bridge, Domino Park o cualquiera de sus Piers.
  4. El Bronx: Es un condado dentro de New York, ubicado al norte de la isla de Manhattan y separado por el río Harlem. Conocerlo me sorprendió gratamente porque es un barrio con mucha historia y lugares interesantes para conocer. Por ejemplo, el Yankee Stadium (sede del equipo de béisbol de los Yankees de NY), el Zoo del Bronx (famoso luego del zoo de Central Park), el Jardín Botánico conocido por sus plantas tropicales y cactus, Wave Hill uno de los jardines públicos más grandes y Van Cortlandt Park, uno de los parques más grandes luego de Central Park. También en Bronx están la famosa escalera de la película Joker, ubicada en Shakespeare Ave, a unas ocho cuadras del Yankee Stadium.
  5. Williamsburg: Es un barrio moderno de Brooklyn, donde emerge el arte, la gastronomía, los grafitis y los murales. También vive allí una de las comunidades judías más grandes de New York, por lo que ver a numerosas familias ortodoxas y muchos restaurantes kosher es típico del lugar. Allí se filmó Poco Ortodoxa (de Netflix) este mismo año. Uno de los lugares más lindos del barrio es Domino Park, es un parque sobre Kent Ave y el East River que tiene vistas increíbles de Manhattan. Ubicado sobre una antigua refinería, tiene varias opciones para hacer picnic, restaurantes modernos y pasarelas para caminar junto al río o andar en bici. 
  6. The Vessel: Es un nuevo mirador ubicado en el barrio Hudson Yards. Toda la zona es realmente atractiva por su modernidad y el mirador de 16 pisos y 2.500 ofrece diferentes vistas de la ciudad y el Rio Hudson que son asombrosos. Recomiendo visitarlo un ratito antes del atardecer, para ir subiendo cada piso con tiempo e ir viendo la ciudad desde cada perspectiva que ofrece. 
  7. Staten Island: Es una isla que pertenece a New York, ubicada a 25 minutos en ferry desde Battery Park, al sur de Manhattan, y desde donde podrás ver Manhattan, New Jersey y Brooklyn a la perfección. El ferry sale cada 30 minutos y el último en regresar desde la isla es a las 3:30 pm. Su recorrido en sí es hermoso porque pasa a metros de la Estatua de la Libertad y a medida que se aleja se ven las distintas islas de manera increíble. 
  8. Central Park en bici: Creo que es una de las mejores maneras de conocerlo bien. En la entrada del parque sobre Columbus Circle podes alquilar una bici por 1, 2 o 3 hs. y recorrerlo tranqui, porque es realmente hermoso. Sus lagos artificiales, el jardín del MET, el emblemático Zoo dónde se basó la película Madagascar, Strawberry Fields, las pistas de patinaje sobre hielo y sus miles de caminitos y calles. Siempre respeten los senderos para bici o peatones ya que los cuidadores son muy estrictos con el tránsito dentro del mismo 
  9. Gastronomía newyorker: La variedad es increíblemente amplia ya que en New York esta la gastronomía de todo el mundo y hay opciones para todos los gustos y bolsillos. Mis recomendaciones son: a) Dependiendo la época del año que lo visiten, pueden comer en los carritos de la calle, algunos de los cuales tienen comidas rápidas muy ricas y siempre pretzel en todos. b) Para quienes son fan de las hamburguesas Shek Shak o Wendy’s, Chelsea Market ofrece muchas opciones de mariscos (el cangrejo para mí es lo mejor). c) Eataly, a metros del emblemático Edificio Flatiron si disfrutan de la comida italiana, pueden comer ahí o comprar los productos y llevarlos para cocinar. d) Las mejores pizzas para mí son las de Grimaldis, justo abajo de Brooklyn Bridge hay una a la que deben ir con tiempo y ganas de esperar por su gran concurrencia o Joe’s (encontraran miles en Manhattan).
  10. The Edge: Es el último mirador inaugurado en New York este año y que tuvo que cerrar a los pocos días por la pandemia. Ubicado también en el nuevo barrio de Hudson Yards, tiene casi 350 metros de altura y el piso es de vidrio, por lo que da mucho vértigo y adrenalina estar sobre él. La terraza esta en el piso 100 y a diferencia de WTC y el Empire State que tienen casi la misma altura, éste es al aire libre. 
Paseo por el puente de Brooklyn en Nueva York

Cuando conocí New York por primera vez quede enamorada, me costó mucho sacarme ese sentimiento de todo lo que significó para mí, por eso me propuse volver en cuanto pudiera y conocer mas allá de lo que un turista puede conocer. Así es como después de meses de planearlo regresé, exactamente un año y medio después y si bien el viaje cambió mucho por la pandemia, mi amor por esta ciudad creció exponencialmente: la solidaridad y amor de su gente, la libertad de sus calles, lo cosmopolita de su cultura, sus miles de opciones de día y noche, hicieron que esté aún mas calado en mi corazón.

Una ciudad a la que siempre volveré porque es mi segunda casa.

¡Gracias Angie por este paseo tan bonito! Si quieren saber más sobre sus viajes e historias, pueden seguirla en: